Aprende a bailar ZOUK en VALENCIA
* Clases gratuitas
* Fiesta después de clase
Ven a probar!
HOMBRE LIBRE

El síndrome del EGO del bailador

En términos generales: cuando más mejora un bailador, mas grande se vuelve su ego. Frecuentemente, la velocidad a la que crece el ego es mayor que la velocidad a la que crecen sus cualidades como bailador. A medida que crece su ego es muy probable que se ralentice su crecimiento en el baile.

¿Quién está en riesgo?

Todos los bailadores están en riesgo de desarrollar el Síndrome del Ego del bailador, pero estarás en un riesgo elevado si caes en alguna de estas categorías:

– Has estado bailando mas de 1 año.
– Ya no sigues tomando clases de baile.
– Eres popular entre bailarines del sexo contrario o de tu mismo sexo.
– Tienes una gran ambición en el mundo del baile.
– Se te considera una persona que aprende rápido o que tienes talento natural.
– Consigues la mayor parte de tu formación a través de youtube.
– Eres considerado atractivo por otros bailadores en tu zona.

Por supuesto, caer en alguna de estas categorías no te garantiza desarrollar SEB, aunque hay que vigilar el ego con cuidado.

¿Cuales son los síntomas del ego del bailarín?

Comenzar a enseñar antes de estar listo o antes de ser entrenado por un profesional.

Tomar clases de nivel avanzado antes de tener el nivel y enfocarse en patrones antes que la técnica.
Ser demasiado crítico con otros bailadores e incapaz de aceptar críticas constructivas sobre su propio baile.
Culpar a otras personas por un mal baile y/o no ser capaz de divertirse con un bailarín de nivel inferior.
Sentirse superior en clase.
No aprovechar las oportunidades para mejorar su baile.

¿Como puede un bailador prevenir o curar su síndrome?

- Aprovechando cada oportunidad que tenga para aprender.
Nunca pienses que estás “demasiado avanzado” para una clase básica o que eres tan competente que no aprenderás nada asistiendo a un taller de técnica. Esto es clave para el estancamiento.

- Enfocándote en tu propio aprendizaje en clase, mas que en el nivel de los demás asistentes.
Ocasionalmente se ven bailadores que están mas preocupados por otras personas en clase que por si mismos. Cuando realizas este tipo de crítica ralentizas tremenda mente tu propio aprendizaje. Si tu pareja no sabe, trabaja sobre como puedas compensar el movimiento. Si van demasiado rápido en la clase, trabaja activamente para poder seguirla. Siguiendo esto sólo puedes ir a más. Enfocándote en tu propio aprendizaje podrás ver tus carencias en el baile.

- Pidiendo honestamente feedback sobre tu nivel de baile de parte de profesionales.
Los bailadores sociales son geniales, pero a menos que su nivel sea comparable al de un profesional, no son los mejores cualificados para darte feedback. Incluso si cada bailador social te dice que tu baile es genial, lo mas probable es que tengas carencias. Busca esa información de los profesionales, que son los que están en una posición de darte un feedback honesto sobre tu progresión. Es muy tentador escuchar todos los “bailas genial” e ignorar los “todavía te falta mejorar”, pero hacer eso sólo te sabotea a ti mismo y hace crecer tu ego.

- Reconociendo las áreas en las que te tienes que enfocar más y mejorar (especialmente la conexión).
No es fácil recibir una crítica y aceptar esas áreas de tu baile en las que necesitas mejorar, pero es una buena manera de mantener tu ego a raya. Si alguien te da un consejo (especialmente un profesional), deberías reconocer que puede ser algo sobre lo que debas trabajar.

- Recordándonos a nosotros mismos que no somos mejor ni peor que otro bailador de la sala.
Es tentador ver a neófitos en el baile como gente inferior, pero intenta mirar mas allá de tu ego y reconocer que cada persona que está compartiendo pista contigo tiene diferentes habilidades. Es posible que estés con reconocidos médicos, abogador, violinistas o deportistas de élite. No sería agradable que en su campo ellos te trataran como un idiota o una persona inferior, ¿no?

Un bailador no debería ser valorado solo por sus habilidades en la pista de baile. En general, todos tenemos múltiples facetas. Yo, a parte de bailar, soy empresario, desarrollador web, diseñador, profesor de esquí y mi técnica para montar a caballo no es precisamente exquisita. Estaría muy agradecido que nadie me juzgara por mi capacidad para montar a caballo y espero, del mismo modo que en el baile podamos dejar nuestro ego a un lado para valorar a los demás bailadores como personas.

Commentarios!

  • Cuerpo de baile
    Se llama la película ,todos los grades bailaores ,los más grandes fueron cuerpo de baile ! Por eso son grandes !la pena es que ahora no hay cuerpo de baile no hay compañero que copiar ,no hay eso ,bailar al lado de 5 compañero y disfrutar !el pellizco no viene del cielo ,hacerle compas a un compañero y hacerlo gramde !ese es el bien
    Bailaor el que sabe y no pretende !pero todo pasa por el cuerpo de baile ………
    YO NO SE DE ESO
    QUE ES EL QUE?QUE TESIS DE EGO ?

    Y HE HERRADO CABALLOS! Y MI MADRE PASABA TANTA HAMBRE QUE LE METÍA EL DEDO EN EL CULO A LA GALLINA PARA SABER CUANDO ESE HUEVO LE DABA GANAS DE SEGUIR BAILADO
    Que lío !!!
    Llama a don JUAN QUIENTERO Y EL TE VA DECIR LO QUE ES UN B AILAOR
    UN ABRAZO COMPAÑERO

  • totalmente de acuerdo…todos …o casi todos los bailarines son muy críticos de sus compañeros y raramente aceptan con agrado una crítica o sugerencia…

  • Que artículo tan bueno….da muy buenas orientaciones para los que recién se inician en algún baile o danza y también para aquellos que ya sben un poco más o son profesionales….Felicitaciones.

  • por lo general todas las personas que bailan mas o menos bien son extremadamente insoportables a la hora de bailar su música preferida
    es triste porque de esa manera uno no los mira .

  • Excelente articulo no tanto por la redacción del mismo sino mas bien por el contenido en si. Gracias por compartirlo y decir lo que todos creemos pero no nos animamos a aplicarlo.
    El EGO para un artista es un aliado y un enemigo al mismo tiempo, el equilibrio para que no nos venza está en una frase que una pionera de la Patagonia argentina tiene escrito en el portón de su casa.
    “Pensar alto, sentir hondo, hablar claro”
    abrazos

  • Los bailarines de formaciòn con los cuales tuve el placer de trabajar durante muchos años de mi vida, en general no son de un alto nivel intelectual. Los forman desde chicos entre padres y profesores y les lavan el cerebro con que “ellos pueden ser los nùmero 1″ y los someten a largos años de barra y terminan teniendo la barra pegada en sus cerebros que es con el ùnico elemento con el que cuentan para sentirse seguros. Es muy triste la vida del bailarìn. Suerte que algunos pueden darse cuenta a tiempo y empiezan a vivir de grandes la libertad que no se les debiò haber quitado de chicos.

  • Me gustó mucho el artículo y es cosa que veo todos los días. En mi caso, paso mucho tiempo de mi vida bailando Tango, realmente me llena el alma y el corazón. Bailo en un grupo y también socialmente en las milongas. Me pregunto muchas veces si caigo en este tipo de cosas, ya que tomo clases hace mucho tiempo, he avanzado muchísimo pero siento que es un camino que nunca termina, siempre hay mas para aprender, mas para ajustar, siempre una cosa la podemos ver desde un punto de vista, y después, de otro.

    Es muy común en este ambiente que los bailarines discriminen a otras personas. De hecho, es conocido por todos que hay muchos lugares donde solo bailan entre grupitos de personas conocidas y podes estar horas sentada que no vas a bailar con nadie. Me da mucha tristeza este panorama, y es lamentablemente, mas común de lo que quisiera. Me pregunto si esas personas que se ven tan por encima de todos, son tan buena gente como su nivel de baile, si son capaces de dar la vida por el otro, de no dormir por cuidar un enfermo, de sostener a sus amigos, a su familia,, de atender bien a un cliente, de moverse con el corazón y no por interés, si son incondicionales, honestos, en definitiva lo que en verdad importa entre humanos…da la impresión de valorar a las personas por como bailan nomás. ¿Donde quedó el fundamento del baile social? ¿Donde está el bailar por el placer de dar y recibir algo con otra persona? ¿Tanto importa el nivel de baile?

    Me pregunto muchas veces, si no caeré en alguna de las cuestiones de las que hablas en la nota, ya que a veces noto cambios en mi , ya que al dominar mas el arte y el cuerpo me doy cuenta que uno entrega el alma, todo su ser, y eso es lo que duele cuando hay una crítica. Tu articulo es un buen recordatorio para todos, en lo personal AMO aprender , el placer el camino del aprendizaje y la investigación esta muy arraigado en mi y eso me mantiene alejada de muchas cuestiones, peeeero siempre creo es bueno hacer una autocrítica y ver que está sucediendo.

    Un saludo!!!

  • Les escribo desde Argentina, bailo tango y esta nota es un fiel reflejo de lo que pasa aca. cualquiera que aprende lo que se llama el basico del tango, se compra una camisa negra y se denomina Profesor, hay mas profesores que alumnos ( Aca decimos: Hay mas cacique que indios). Muy buena la nota Saludos

Responder a Aurora Basabe

Clic para cancelar respuesta.

Tu email no será público. Los campos con * son necesarios.